¿Por qué una nutria? Por este vídeo, quizá este otro también te ayude a entenderlo.

12/11/12

Este jueves, último día para pedir el voto por correo a las Elecciones Catalanas

El plazo para solicitar el voto por correo desde el extranjero en las elecciones al parlamento de Cataluña terminó el 27 de Octubre y para solicitarlo desde dentro de España finaliza este jueves 15 de Noviembre.




Algo que la gente no suele saber es que los plazos son distintos si te encuentras dentro de tu comunidad autónoma, o dentro de tu país, dentro de Europa, o fuera de ella.

Fueron ampliados a principios de octubre, en el apartado “tipos de voto” de la web de la Generalitat de Catalunya se pueden ver y conocer los pasos a seguir para personal embarcado, residentes en el extranjero temporal o permanenetemente, voto para enfermos o discapacitados…

Por desgracia, a muchos gallegos y vascos se les pasó la fecha el mes pasado… de hecho al Parlamento Vasco desde el exterior lo ha solicitado sólo el 10%.

El trámite es sencillo, vas a correos con tu DNI y lo pides, te dan una solicitud que rellenas allí y envían sobre la marcha.

Luego llega a tu casa una carta con todas las papeletas de los partidos que se presentan a tu municipio y cabildo. Para pensarlo tienes un plazo corto de tiempo, ojo.
Una vez has decidido, metes cada papeleta en su sobre y cualquiera puede enviar el sobre con todo dentro en la oficina de correos.

La suerte de los que votan por correo es que suelen saber antes que nadie quién se presenta a las elecciones ya que les llega la lista completa de candidaturas a su casa, y no sólo los sobres de los partidos que pueden permitirse empapelar todos los buzones del país.

A veces, por mala idea, uno se pregunta si su voto llega y realmente se mete en la urna, o no, o se manipula. Para disipar dudas habría que saber que en cada mesa electoral hay una persona que representa a cada uno de los partidos que se presentan, un apoderado.

Los miembros de la mesa (apoderados, interventores y presidentes de mesa) tienen por obligación vigilar que las normas se cumplan: que no haya propaganda electoral dentro ni en las inmediaciones de la mesa electoral, garantizar que el voto es secreto, confirmar la identidad de cada persona que vota en las listas del censo que les ha tocado…

Al finalizar la votación, los votos por correo se meten en la urna y comienza el recuento de votos. Cada voto se comprueba por cada apoderado, y también por la persona a la que le ha tocado estar en la mesa.

Si alguien, miembros de mesa o votantes, creyeran que hubo alguna irregularidad en todos esos pasos, puede llamar al responsable de la Comisión Electoral y solicitar impugnar la mesa, esto invalida todos los votos recogidos en ese lugar por esa comisión. Para evitar esto, se vigilan los unos a los otros.

Para más información sobre cómo funcionan las mesas electorales lee este artículo anterior.

El voto por correo ha marcado la diferencia entre una mayoría simple o absoluta, incluso ha desempatado un reparto de escaños, ya que al ser los últimos que se cuentan desequilibran los recuentos que se hacen durante todo el día. Su influencia, si se usase más, es mayor de lo que parece.

Quien vota por correo tendrá la “suerte” de conocer la lista de candidatos antes que la mayoría, que suele conocerla el día de las votaciones en la mesa electoral, pero como contrapartida tiene menos tiempo para pensar su voto.

Por suerte, la gente de Socvot ha editado una web en la que puedes ver la lista total con sus programas electorales antes de que te llegue la documentación a casa. Antes de decidir, léelos todos y compara sus promesas con las noticias que encuentres sobre sus decisiones en el pasado.
Para acceder a esta información pincha en la imagen siguiente




Para instrucciones más detalladas sobre cómo votar por correo entrad en este enlace.



 

ShareThis