¿Por qué una nutria? Por este vídeo, quizá este otro también te ayude a entenderlo.

20/10/08

La 'masa' es paradójica.


Desde que tengo uso de razón he visto cómo se critica, excluye e incluso humilla a quien, por naturaleza, es diferente. Su procedencia, su ascendencia familiar, sus rasgos, su físico, su manera de hablar, sus ideas, sus gustos... los distinguen de los demás.

Sin embargo quien los excluye también busca algo parecido, de manera artificial, y mientras paguen por ello es "cool"; lo llaman ser original.

Vistiendo antes que nadie el último grito antes de que salga en OT, llenando su tiempo de ocio con ocupaciones que no sienten ni comprenden realmente, viendo un estreno de cine en la première. Se sienten interesantes, pioneros, atractivos, felices.

Quien se ha pasado toda su vida llenando los vacíos de su personalidad con trozos de la de los demás, por identificación, sólo por que “queda bien” o “lo dijo mengano” es incapaz de valorar el regocijo de quien lo consigue por sus propios medios, sin haber leído a los grandes, sin haber visto aquél clásico del cine negro, sin haber escuchado esa gran canción, incluso aunque duela.

Y el tiempo transcurre con la mayoría del primer grupo creyéndose felices y la mayoría del segundo viéndose a menudo desgraciados, inconscientes ambos de sus posibilidades y repitiendo cual engrasados autómatas eso de 'la ignorancia es la felicidad'.

Al fin y al cabo, no son tan distintos.


3 comentarios:

Ivana Mureaux dijo...

Es curioso cómo se puede hablar de desprecio al diferente, e incluso al normal. Cómo los que se creen "cool" desprecian a la gente "bruta" o "de pueblo" o cómo la gente sencilla desprecia a los "pijos". Porque la verdad es que hay perjuicios en ambos sentidos.

A muchos de los "sencillos" me gustaría dejarles bien claro esto: si tú desprecias a otro por ser diferente, pijo, niño rico o como quieras llamarlo, eso también son perjuicios.

Por cierto, Utah, me alegro de ver que somos más los que pensamos que siempre podemos cambiar. Un beso :)

Samarkanda_ dijo...

El ser humano es distinto entre si por naturaleza. Y por estadística sigue patrones semejantes.
La sociedad [esa que hace ya muchos años determinada la ciudad como civilización, el exterior de sus fronteras como salvaje] establece modelos que determinan qué es lo mejor.
En las ciudades de la noche espantosa [como denomina Peter Hall a las que albergaban la revolución industrial decimonónica] la gran masa se podía dar con un canto en los dientes si podía mantener a la familia [en el sentido más estricto de la palabra].
La sociedad de la modernidad líquida, en cambio, habla de ropas de temporada, de colecciones de relojes, de... de piel de culo de Papa si hace falta.
Los perfiles "de moda" han alcanzadoo a todos los estratos, y con ellos, todos hemos dejado la identidad impresa por la fábrica por la identidad impresa por D&G [o por empeñarse por no tenerlos, que "sensiblemente aparecido"]. Resulta que ganamos igualdad; la libertad la olvidamos un poco más y desde luego la fraternidad nos la comimos en las primeras vacas flacas.
Hoy el crío que en lugar de jugar a fútbol lee, lo tiene jodido por antisocial. El que se separa el grupo aprende que con eso se gana una reunión de sus padres con el tutor.
El que se une al equipo por que no haya más reuniones deja de hacer lo que quería. El que se empeña en seguir por cabezonería pierde el motivo por el que hacía lo que hacía.
El caso es que el ser humano será distinto por naturaleza. Pero a mi, llega un momento, que no me consta.

Utah dijo...

Gracias Ivana, cierto es que los prejuicios son en ambos sentidos, y aunque suele pasar que unos son por adoctrinamiento y los otros por rencor... ambos llegan a ser irracionales y contraproducentes.

Yo también me alegro de que hayamos más que creemos que se puede cambiar a la gente, pero por desgracia no creo nuestro grupo una muestra representativa a nivel estadístico.

Sami, este párrafo

"Los perfiles "de moda" han alcanzadoo a todos los estratos, y con ellos, todos hemos dejado la identidad impresa por la fábrica por la identidad impresa por D&G [o por empeñarse por no tenerlos, que "sensiblemente aparecido"]."

no termino de entenderlo, viendo las altas horas de su escritura... entiendo que se te cruzaron los dedos ;) me lo explicas?

Aún así, es cierto que a veces las diferencias que nos enorgullecen se diluyen entre una riada de afirmaciones propias de la hipnopedia de "Un mundo feliz".

Un abrazo a ambas,
Utah.

ShareThis